TEMA: La Casa del Alfarero


LA CASA DEL ALFARERO


Ismael Mendoza.


TEXTO: JEREMIAS 18: 1-6

Palabra que vino a Jeremías de parte del Señor, diciendo: Levántate y desciende a la casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. Entonces descendí a casa del alfareo, y he aquí, estaba allí haciendo un trabajo sobre la rueda. Y la vasija de barro que estaba haciendo se echó a perder en la mno del alfarero; así que volvió a hacer de ella otra vasija, según le pareció mejor al alfarero hacerla. Entonces vino a mí la palabra del Señor, diciendo: ¿No puedo yo hacer con vosotros, casa de Israel, lo mismo que el alfarero? -declara el Señor. He aquí, como el barro en manos del alfarero, así sois vosotros en mi mano, casa de Israel. Jeremías 18:1-6

INTRODUCCION:

Dios habló muchas veces y de diversas maneras a su pueblo por profetas, por jueces y pos sacerdotes: usaba parábolas para ilustrar el mensaje para que entendieran, pero sus oídos muchas veces estaban cerrados.

DESARROLLO:

Dios es un Dios de Oportunidades:

Levantó por profeta a Jeremías para las naciones: aunque él se resistió al principio, pensando que era muy jóven, el Señor le aseguró que le había escogido desde antes que naciera y se le ordenó a que permaneciera soltero debido a las calamidades venideras y al tipo de ministerio que le estaba delegando.

Nuestra vida no está en las manos de una "fuerza invisible" o un "destino ciego" nuestra vida está en las manos del Dios Todopoderoso. El es nuestro creador. El es nuestro padre y el Dios de oportunidades que nos levanta, que nos restaura.

En la Casa del Alfarero:

Jeremías fue invitado a ir a la casa del alfarero para recibir Palabra de Dios: Porque en la Casa del Alfarero allí está la Gracia de Jesucristo". Si en una casa no hay gracia, hay desgracia. Si en una casa no hay amor, hay odio. Si en una casa no hay paz, hay guerra. Si en una casa nohay santidad, hay pecado. Y Dios veía la desgracia, el odio, la guerra y el pecado de su pueblo.

Jeremías se levanta y ve la alfarero, la rueda y el barro: y comprende que todo el proyecto es hacer del barro una vasija maravillosa (Filipenses 1:6).

El Toma su Tiempo:

Preparando la arcilla, mezclandola con agua y pisoteandola para lograr un barro moldeable, ya que Dios mismo es el alfarero (Isaías 64:8).

Por supuesto usa a los aprendices a que le ayuden pero todo esto con un propósito (2 Timoteo 2:19-21): porque el barro no puede moldearse así mismo, necesita agentes atmósfericos hasta que queda listo para someterse a las manos del alfarero.

La Rueda de la Vida:

Un par de discos de piedra o de madera que giran a una velocidad controlada. En nuestra vida no hay suerte, no hay casualidades, todo esta bajo control (Romanos 8:28).

Vea el ejemplo de José. El era un barro para ser un buen vaso.

La Vasija se Echó a Perder:

La desobediencia, la rebelión del hombre estropea los planes de Dios.

Jacob - Moisés - David - Pedro - Onésimo: fueron hechos de nuevo, porque se habían echado a perder. Dios es el que restaura para que volvamos a empezar otra vez.

Preparandose para el Horno:

Aqui es la etapa final en el cual nos tenemos que someter a la prueba de fuego. Todo vaso debe pasar este nivel si desea ser usado por Dios.

Job fue preparado para pasar por el horno del dolor, aqui aprendió a quedarse callado. Pedro paso por el hono de la persecusión para aprender a ser fiel.

CONCLUSION:

Si como barro somos tratados fuertemente, aprendamos a reposar en el Señor, ya que Dios tiene un plan perfecto y hara de nosotros un buen vaso.

Cuando nos encontremos listos para pasar al horno de la prueba, el fuego consumira todo aquello que ni nosotros mismos sabemos que teniamos.

1 comentarios:

Noemi dijo...

asi somos nosotros como barros en las manos del alfarero que nos moldea, pero amamos a nuestro Padre Celestial porque El es bueno, Quiero compartir mi testimonio en mi Pag.www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com, Bendiciones de El Salvador.

Publicar un comentario en la entrada